Archivo

Archive for the ‘Tomás Puentes’ Category

Algo le falta a Messi

noviembre 21, 2012 Deja un comentario

Sería redundante y poco original detallar la cantidad de récords que Lionel Messi está batiendo en cada partido. Es inútil tratar de maravillar a la gente con letras, cuando el rosarino se encarga de encandilar constantemente los ojos del pueblo blaugrana. Innumerables son las marcas que “La Pulga” rompe como goleador, tanto en la Liga Española como en los torneos internacionales y la Selección.

Pero Messi es humano y, como tiene solamente 25 años, obviamente hay algunos puntos que le faltan conquistar. Existen jugadores históricos que, por ahora, poseen algunos goles más que “Lio” en ciertos aspectos. Uno de ellos es Gerd Müller, quien ostenta el récord de la máxima cantidad de goles convertidos en un año calendario (85). El argentino, con los dos que le convirtió en la quinta jornada de Champions League al Spartak Moscú, llegó a 80.

Müller es el máximo goleador en la historia de la Selección Alemana (68 goles), de la Bundesliga (365 goles) y marcó 66 goles en Copas Internacionales, siendo uno de los máximos goleadores históricos a nivel europeo. Obtuvo la Bota de Oro de Europa en 1970 con 38 goles y 1972, con 40 goles, el Botín de Oro en la Copa Mundial de Fútbol de 1970 con 10 goles y el Balón de Oro al mejor jugador europeo en 1970. Fue además máximo goleador de la Eurocopa de 1972 con 4 goles, 7 veces goleador de la Bundesliga y 4 veces goleador de la Copa de Europa. Es reconocido como uno de los mejores delanteros de la historia.

Otro de los apartados que le queda por batir es en el rubro hattrick, donde el goleador alemán cuenta con ocho en un mismo año, mientras que el rosarino tiene seis.

Un español llamado César Rodríguez le impone otra meta a superar: el europeo tiene 192 tantos en la Liga Española jugando para Barcelona, mientras que “La Pulga” lleva 184.

Rodríguez jugó como centro-delantero durante 14 temporadas para Barcelona, en la primera parte del 39/40 y entre los años 1942/1955, en las que marcó un total de 232 goles (192 en Liga, 36 en Copa del Generalísimo, 3 en la Copa Latina, 1 en la Copa Eva Duarte y 2 en el Campeonato de Cataluña).

Por último, hasta el partido con el Spartak Moscú, Vivian Woodward ostentaba el récord de 25 goles en un año en partidos internacionales, pero tras este encuentro, Messi lo alcanzó. Ya la Federación Internacional de Historia y Estadísticas del Fútbol (IFFHS) había elegido al rosarino como el “Mejor goleador del Mundo 2012” gracias a sus 23 goles en partidos internacionales, por delante de los 21 de Neymar y 17 de Ibrahimovic, Falcao y Cristiano Ronaldo.

Cabe recordar que al astro argentino le restan siete partidos para finalizar este año calendario 2012, cinco de la Liga, uno de Champions y otro por la Copa del Rey.

Al mejor jugador del mundo le van quedando pocos a vencer, pero tiempo al tiempo, no es fácil quedar inmolado en la historia como el mejor de todos.

Categorías:Tomás Puentes

La historia me obliga

octubre 30, 2012 Deja un comentario

La historia me obliga y el pasado me arrincona. Hay una fuerza interior incontrolable en mí que me incita a dedicarte algunos de mis humildes sentimientos.

No soy el primero, ni tampoco el último. Quizás no tenga las palabras adecuadas para soltarte lo que estoy sintiendo. De hecho, lo que te voy a decir probablemente no lo escuches nunca. Es más, es muy posible que el que está en el cielo jamás me conceda mi deseo máximo, que es regalarle a mis ojos un instante de tu mirada. Pero no importa, esto va más allá de eso.

No sé si quiero agradecerte, recordarte, alabarte, o si simplemente tenía ganas de pensar en vos. Pero si te mando estas líneas es porque considero que gran parte de mi patria descansa en tu nombre, porque me da orgullo que el mundo sepa que nací donde naciste vos, y sobre todo porque fuiste el que mejor trató a mi juguete preferido.

No te voy a agradecer, esa función se la dejo a los redundantes. Voy a pedirte que no te vayas nunca de la memoria de este pueblo, que te sientes ahí, al lado de la historia, para que a las generaciones venideras, rodeadas de profetas televisados, no se les ocurra olvidarse que Dios hubo uno sólo.

En este momento, mi mente me recuerda que tu picardía fue la que humilló a aquel inglés gigante, cubierto con guantes, que se estiró en vano porque no te conocía, o no del todo. Me cuesta olvidar que no te alcanzó con uno, y que fuiste por cinco más. Querías ver la mayor cantidad de hombres posible rendida a tus pies, haciendo el papel de los pobres tipos que no lograron detener tu travesía. Y cuando regresaste a la habitación de aquel arquero, le diste la revancha, esta vez de frente, para que pudiera estampar el empate en el duelo. Pero no, fuiste egoísta y quisiste ganarle de nuevo, esta vez por un costado, como si tuvieras en esa zurda las riendas de un escenario que manejabas a la perfección. Burlaste otra vez a la misma nación, y a su mismo guardián, convirtiéndote en el mejor de todos para toda la eternidad.

No es mi objetivo pecar de redundante, así que voy a culminar con mi empeño. Pude cumplir con el mandato cultural de recordarte, y la enseñanza espiritual de reivindicarte. Desde este ínfimo punto del país, de tu país, te escribe uno de los tantos que no tuvieron la suerte de verte, que se moriría por haber gritado tu nombre en una cancha y que todos los días se lamenta por haber nacido después del ’86.

Categorías:Tomás Puentes

Gran campaña del “Cholo”

octubre 25, 2012 Deja un comentario

Por la fase de grupos de la Europa League, Atlético Madrid derrotó 2-1 como local al Académica de Portugal con goles de Diego Costa y Emre. Cissé descontó a cinco minutos del final para los visitantes.

Pero esta no es la noticia, o tan sólo es una porción ínfima de un largo proceso que se viene gestando desde hace diez meses.

Lo cierto es que desde la llegada de Diego Simeone, el “Colchonero” mejoró abruptamente el nivel de juego, lo que se está traduciendo en resultados.

El argentino tomó el mando de la dirección técnica el 27 de diciembre de 2011, tras la partida de Gregorio Manzano por malos resultados. Cuando asumió, el ex DT de Racing, River, San Lorenzo, entre otros, dijo: “Quiero un equipo agresivo, fuerte, aguerrido, contragolpeador y veloz”. Estas palabras fueron el comienzo esperanzador que lo vinculó afectivamente con los hinchas rojiblancos.

En la Liga Española 2011-2012, el Atlético Madrid terminó quinto, a sólo cinco puntos de Valencia, que se ubicó tercero detrás de Real Madrid y Barcelona. Pero una de las cosas que hizo que el “Cholo” esté en boca de miles de futboleros fue la conquista de la Europa League el 9 de mayo de este año, cuando su equipo venció 3-0 al Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa con dos goles de Falcao y uno de Diego.

Como si este gran título no fuera suficiente, en el inicio de la temporada 2012/2013, se consagró (también de la mano de Simeone) como Supercampeón de Europa, luego de vencer 4-1 a Chelsea (campeón de la Champions League 2011/2012) en la final de la Supercopa de Europa disputada el 31 de agosto de 2012 en Mónaco. Falcao en tres ocasiones y Miranda fueron los autores de los goles españoles en la final.

En la actualidad, el conjunto madrileño lidera el grupo B de la UEL con puntaje ideal en tres fechas, y comparte la punta de la Liga Española con Barcelona (ambos tienen 7 PG y 1 PE).

El “Cholo” está demostrando que a base de sacrificio, trabajo, y una buena concepción del fútbol, las victorias llegan solas.

Categorías:Tomás Puentes

Y un día, faltó el fútbol

octubre 16, 2012 Deja un comentario

   Esta vez, el fútbol faltó. La mayoría de las ligas del mundo se perdieron la fiesta que      ofrece, casi todos los fines de semana del año, la redonda bailando al compás de los fuertes empeines y las suelas atrevidas. El sábado se sintió vacío y el domingo carente de sentido, los paraavalanchas se aburrieron y los televisores, indiscutidos protagonistas de la jornada, quedaron reducidos a trabajos indignos como informar o transmitir novelas.

Algunos sostienen que la causa de la gran ausencia fue una tal “Fecha FIFA”, que     proclama que se suspenden los torneos locales por jugarse una fecha de las Eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014. Pero poco tiene esto de cierto, ya que el fútbol decidió hacer un paro por lo mal que lo estaban tratando.  Entendió que no quedaba más remedio para que jugadores y técnicos entendieran que lo que se está haciendo está mal, que así no se juega. Porque cuando este pícaro deporte comenzó a volar a mediados del siglo XIX, allá por Inglaterra, se soñaba con otra cosa. Se creía en el delantero astuto, hábil e impredecible que iba para adelante, en el prodigioso volante que levantaba la cabeza y se la entregaba limpita y pegada al suelo al lateral derecho.

Pero nada de eso está ocurriendo ahora, por lo menos hasta este fin de semana. Los entrenadores llenan el área de defensores, y estos disparan, en cada jugada, apuntando a los reflectores más lejanos, como si en las causas de condena a muerte estuviera el pase corto. Los creadores no la pisan más, o peor, van desapareciendo. Los delanteros no se animan, no quieren arriesgarse a ser un engranaje revolucionario dentro de un sistema que los ata a un esquematismo pobre. La gente perdió la ilusión por el caño y la rabona, y ya se contenta con pararse repentinamente de la butaca cuando el número cinco se tira al piso tres veces seguidas.

Por todos estos motivos, el fútbol decidió parar. Ejecutó una huelga mundial que se tradujo en todos los idiomas menos en el catalán. Un reclamo que obligó a los maridos a ir al shopping, a los jóvenes a buscar planes alternativos, y a los más chicos a volver a los dibujitos de los días de escuela.

Lo importante de todo esto es identificar el problema y tratar de solucionarlo. Porque este deporte tan hermoso tiene la potestad de dejar desolados a los días de ocio y descanso, tiene la capacidad de enmudecer los lunes de oficina, y fundamentalmente se resiste a negociar con la mediocridad.

Categorías:Tomás Puentes

Gracias a los goles

octubre 2, 2012 Deja un comentario

Esta vez el mundo entero vibró al unísono. Los países se pusieron de acuerdo para gritar mil veces en un sólo fin de semana. Las ligas más importantes se reunieron y decidieron inundar de festejos los corazones futboleros. Naturalmente, a algunos les tocó triunfar y a otros caer, pero lo cierto es que en muchos rincones del planeta, la fecha le permitió a mucha gente descargarse y emocionarse con lo más lindo que tiene este deporte: los goles.

Grandes diferencias en el resultado se observaron en las competiciones más populares, como la española, la italiana, y la argentina. Los jugadores albicelestes, como de costumbre, convirtieron en todas ellas.

El sábado, Málaga derrotó 4-0 al Betis y Javier Saviola anotó el segundo, lo que le permitió al equipo de Manuel Pellegrini acceder a la tercera colocación. El domingo, Valladolid superó 6-1 al Rayo Vallecano, y el “Chori” Domínguez había abierto la cuenta para los visitantes. El mismo día, Osasuna, con gol de Emiliano Armenteros (ex Banfield e Independiente), goleó 4-0 al Levante, y para culminar la jornada española con otra gran diferencia estampada en el marcador, Real Madrid venció 5 a 1 al Deportivo La Coruña con una picardía de Ángel Di María.

En Italia también se desquitaron muchas gargantas. Juventus, que viene muy sólido en el primer puesto, derrotó 4-1 a Roma, y Osvaldo, nacido en Argentina, marcó el descuento para la visita. Bologna festejó por cuatro ante el Catania sin presencia de tantos albicelestes. Por su parte, Torino, sentenció 5-1 al Atalanta fuera de casa (el gol del local lo marcó Germán Denis) y Palermo no quiso quedar atrás y cumplió con la tarea de golear (4-1 al Chievo Verona).

La misma suerte tuvieron los argentinos, quienes comenzaron el sábado con un partido con ocho goles (Atl. Rafaela 5-3 Argentinos Jrs.), y con el 4 a 0 en el clásico en el que Racing hundió a San Lorenzo. El fin de semana continuó el domingo con la victoria sustancial de River, que visitó a Arsenal en Sarandí y lo venció también por 4 a 0, y con los seis gritos que llegaron desde Santa Fe hasta el Amalfitani (Vélez 2-4 Colón).

Más allá del juego vistoso que en algunas ligas es más recurrente que en otras, siempre los goles regalan una cuota de alegría, motivación, y un delicioso estado de alerta que mantiene a los hinchas prendidos al partido. Ojalá que en siete días los jugadores no se olviden de definir y sigan brindándole temas de conversación a los futboleros de todos los lunes.

Categorías:Tomás Puentes

Duelo de titanes en el Bernabéu

septiembre 18, 2012 Deja un comentario

Cumplieron con lo que de antemano cualquier hincha del fútbol podía esperar. Tenían la presión implícita de disputar un partidazo y así lo hicieron. Real Madrid y Manchester City brindaron un seminario de emociones, goles y juego vistoso, para decorar la pálida tarde del martes. Los tres puntos quedaron en manos de los de Mourinho, pero quedará en la memoria de muchos el recuerdo de un cotejo sensacional.

Al principio, comenzó muy bien el local, tocando y rotando sistemáticamente. Los “Blancos” se movían permanentemente mientras los ingleses acompañaban los pases con la mirada. A los pocos minutos de empezado el encuentro, Cristiano Ronaldo gambeteó a Kompany y remató cruzado, pero Hart respondió de manera brillante. Instantes después, el arquero volvería a taparle otro tiro al delantero portugués para adueñarse del duelo que a esa altura los hacía protagonistas del partido. Dominaba el local, con muchos jugadores en ataque, pero daba la sensación de que Manchester podría lastimar en cualquier momento. Los “Merengues” eran más ambiciosos, buscaban constantemente el arco rival, pero no lograban quebrar la defensa del City, compuesta por una primera línea de seis hombres y una segunda de tres. Los ingleses no retenían el balón, pasaban la mitad de cancha y la perdían por imprecisiones en la entrega.

A partir de los 30 minutos el partido cayó en una meseta y el Madrid le permitió respirar a un equipo adversario que se preocupaba solamente por correr. Touré Yaya era la única pieza desequilibrante e inquietante de los de Mancini. Al Real le faltaba conexión colectiva y parecía que los remates lejanos eran la mejor herramienta que tenían para atacar. El primer tiempo culminó con el empate a 0 y las estadísticas mostraban que la posesión del balón correspondía en un 74% a los dueños de casa.

Tras regresar de los vestuarios, el actor principal seguía siendo el Real, pero ninguna jugada en conjunto le permitía quebrar la numerosa defensa inglesa. Tévez persistía solitario, de la línea de mediocampo para adelante, aburriéndose con Casillas y algún defensor madrileño.

Lo más inquietante hasta ese momento fueron dos remates de Marcelo desde afuera del área, que esquivaron los palos y terminaron en la tribuna. Pero las emociones no tardarían en llegar.

A los 67’, tras un contragolpe ejecutado a la perfección por Touré Yaya, Dzeko remató al primer palo de Casillas y sentenció el 1-0 para los “Ciudadanos”.

Cinco minutos más tarde Mourinho decidió enviar a la cancha a Benzema y a Modric y sacar a Higuaín y a Khedira, quienes no habían sido determinantes en ningún aspecto. Y como si los cambios hubieran sido psicológicamente necesarios, rápidamente Marcelo estampó el empate con un remate desde afuera que se desvió levemente en un defensor del City.

A partir de ahí, el resto fue pura adrenalina. A los 84’, Kolarov ejecutó un tiro libre que picó en el área chica y se le metió por el segundo palo a Casillas. Dos minutos después volvieron a empatar los “Blancos” con una media vuelta de Benzema que hizo ingresar a la redonda lejos de la mano izquierda del arquero inglés. A esa altura iban 2-2 y los tres puntos podían ser para cualquiera.

El que decidió cómo debía finalizar el curso de este partidazo fue nada más y nada menos que Cristiano Ronaldo, quien venció la resistencia de Hart con un derechazo potente que le pasó por debajo del cuerpo. De esta manera, sentenció el 3-2 definitivo para darle la victoria a un Real Madrid que nunca perdió en la historia de la Champions League debutando como local.

Tomás Puentes

Categorías:Tomás Puentes

Gracias Tévez por volver

septiembre 11, 2012 Deja un comentario

Tiene una gambeta extraña, que lo va pintando a medida que los defensores quedan atrás. Tiene una verticalidad que desarma cualquier esquema táctico. Es el dueño de los pensamientos más atrevidos dentro de una cancha. Se llama Carlos Tévez y es uno de los mejores delanteros del fútbol inglés.

En Fuerte Apache, como en muchos rincones del país, hay gente que se pone feliz cuando llegan buenas noticias desde el Viejo Continente. Lo cierto es que el delantero argentino tuvo un gran comienzo de temporada en el Manchester City: convirtió cuatro goles en cuatro partidos y los hinchas volvieron a enamorarse de él.

Su primer tanto fue en la Community Shield contra el Chelsea. El “Apache” metió un golazo para que su equipo derrote a los dirigidos por Roberto Di Matteo por 3-2. Luego, los “Ciudadanos” debutaron en la Premier League ganándole por el mismo resultado al Southampton. “Carlitos” quebró la resistencia de Kevin Davis al marcar el primero. El segundo partido del campeonato los enfrentaba al Liverpool y, nuevamente, Tévez anotó a diez minutos del cierre del encuentro para decretar el empate a 2. Y por último, en el reciente cotejo frente al Queens Park Rangers, mantuvo puesto el traje de goleador y volvió a regalarle un grito a los hinchas, algo que pareciera que se le está haciendo costumbre.

Una causa fundamental para este gran presente es su preparación física: “Tuve una pretemporada que hace mucho no tenía. Trabajé muy duro, dentro del campo me siento bien, liviano, fuerte, con velocidad. Es comparable a mi debut en Primera”, explicó el goleador.

Pero no todo es colorido en su actualidad. Alejandro Sabella, entrenador de la Selección argentina, sigue sin contar con el jugador del Manchester City. El técnico volvió a dejarlo afuera de la lista para los partidos contra Paraguay y Perú. En su lugar, citó a Rodrigo Palacio, Sergio Agüero, Ezequiel Lavezzi, además de la delantera titular compuesta por Messi e Higuaín. Sin embargo, el técnico ya aclaró que le están prestando más atención a sus actuaciones: ““Lo tenemos en consideración. Se lo nota activo”.

Lamentablemente, Tévez deberá esperar para hacer gritar y alegrar a los hinchas argentinos como lo hace con los de Manchester. Mientras tanto, cuando allá festeja los goles, se levanta la camiseta para mostrar que en la de abajo tiene escrito “Fuerte Apache”, símbolo auténtico de que el barrio que lo vio crecer junto la redonda sigue ocupando un lugar importante en su corazón.

Categorías:Tomás Puentes